miércoles, 24 de junio de 2009

Las maestras de mi infancia


Barcelona - Plaza de Cataluña

Cuando era pequeña fui primero a un colegio de monjas donde solo iban niñas de clase alta. Yo la verdad no me encontraba feliz entre niñas tan "pijas" y las monjas que eran muy severas y nada cariñosas exceptuando a dos de ellas que eran muy majas.
Pasaron cuatro años y a petición mia mis padres me cambiaron al Colegio Nacional donde las cosas eran más populares por decirlo de alguna manera.
Entre las maestras que tuve, la primera se llamaba Emilia y era una anciana o eso me parecia a mi entonces, muy bondadosa y cariñosa. Había una que gritaba mucho y me ponia tan nerviosa que se me olvidaba la lección. Gracias a Dios en el ultimo curso di con una maestra maravillosa se llamaba Carmen y fue mi salvación, pues nos decia que las lecciones no las dijeramos como papagayos si no que lo dijeramos con nuestras propias palabras tal como lo habiamos comprendido. Fue una suerte pues yo comprendía lo que estudiaba pero algunas veces se me olvidaba como venía en el libro.
Resumiendo no siempre los colegios de pago es lo mejor, de hecho yo hasta que no entre en el público no empeze a avanzar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada