martes, 9 de marzo de 2010

Desilusión

Amor ¿donde estas? ven a rescatarme de esta oscuridad, llevame contigo hacia el sol hacia la luz, recordemos viejos tiempos en el que igual que intrepidas mariposas jugabamos a ir más alto, más alto sin miedo a quemar nuestras fragiles alas. Pero ha pasado mucho tiempo la prudencia, la seriedad, el buen criterio nos han hecho ser precavidos, pero hemos perdido la alegría de sentirnos vivos y el rosal que plantamos que tanto fruto dió y alegro nuestras vidas y nuestras miradas. Te has percatado de que está agonizante ¿Qué le faltó? le faltó el fertilizante a su tiempo, los insecticidas contra las plagas, la de la desidia, la pereza, la falta de comprensión mutua, y yo pregunto si pusieramos nuestro empeño y buena voluntad y ganas de trabajar, con las herramientas adecuadas ¿lograriamos salvar a nuestro ya viejo rosal?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada